• El Franquismo y la derecha en el Estado español se llevan bien

    La primera mitad  del siglo XX fue un vuelco en la historia contemporánea a causa de la guerra civil, lucha provocada por un ataque frontal a un gobierno legítimamente refrendado en las urnas; es curioso constatar cómo la oposición de este país, a falta de golpe de Estado, ha utilizado la pandemia, un siglo más tarde, como herramienta de desestabilización política y medio para alcanzar el poder en una sociedad democrática en la que los levantamientos armados  los planean los militares vía  WahsApp. Hablo de la derecha, da igual naranja, verde que azul. Se caracteriza por denostar la imagen de España cuando ellos no la gobiernan, bloquear renovaciones de órganos…

  • La justicia es para las élites

    Esta semana hemos de agradecer a los  tribunales su prolífica capacidad de dictar sentencias, que muestra la disposición de los señores jueces de acabar con la acumulación de expedientes y querellas que saturan los juzgados.  Ha salido la sentencia -favorable ¡Cómo no! – del Tribunal Superior de Justicia de Madrid a Rocío Monasterio; el citado órgano tacha de “burda y perceptible” la falsificación documental de la diputada de VOX, dando a entender que si los proyectos visados por la  monjil arquitecta colaban debía ser por culpa de quienes los aceptaban, que eran muy tontos. Eso de que el cargo público está también para dar ejemplo no está  en el Código…

  • Anna, Olivia y nuestra herencia cultural

    Hace poco que  apareció el cadáver de una de las niñas más buscadas en España, Olivia. Nadie queríamos pensar en el desenlace de este caso tal y como ha sucedido en realidad; quizá el arrojo de la madre y el fuerte respaldo familiar y afectivo, en contacto permanente con los medios de comunicación y el apoyo en unas redes sociales que exhibían la imagen de las niñas jugando, inofensivas, felices, sin maldad, ha hecho que empaticemos con este caso de secuestro y asesinato por parte de una de las personas que más les tenía que proteger en el mundo: su propio padre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies